lunes, 22 de mayo de 2017

SORTEO DE ENTRADAS PARA "EXPO DELICATESSEN & VINOS"

Por gentileza de Andrea Ravich ("alma mater" de esta feria), tenemos en el blog dos pares de entradas sin cargo para sortear (un par para el jueves y otro para el domingo).


Quienes comenten esta entrada del blog hasta el martes 23 de mayo a las 20,45 hs, dejando en el mismo su nombre, DNI y dirección de correo electrónico, participarán en el sorteo de un par de entradas para la muestra. Pueden indicar además el día de su preferencia (pero estará sujeto a disponibilidad).

Solamente será válido 1 (un) comentario por persona. Todos los comentarios validos serán numerados en orden correlativo. Para elegir a los ganadores se utilizarán los dos -o tres, si hubiera más de un centenar de posteos- últimas cifras de los premios de la Quiniela de la Lotería de Córdoba, en su sorteo nocturno del día martes 23 de mayo.

El ganador será contactado por correo electrónico el día miércoles 24 de mayo por la mañana, para coordinar la entrega de las invitaciones sin cargo.

Mucha Suerte para todos !! A comentar...

viernes, 19 de mayo de 2017

LA FRASE QUE HOY VINO (LXIX)

Recuperando una vieja propuesta, volvemos con frases célebres sobre nuestra bebida predilecta. En este caso, un pensamiento muy antiguo referida al vino y la salud:

“Los beneficios que trae consigo la ingesta de vino son muchos, sólo si es bebido en cantidad apropiada. Conserva el cuerpo humano en condiciones muy saludables, lo mismo que cura enfermedades. Pero el conocimiento de su correcto consumo es desconocido para la mayoría de las personas”.
MAIMÓNIDES: Rabino y teólogo judío (Siglo XII)

lunes, 15 de mayo de 2017

MÁS “TAPADOS” DEL VINO ARGENTINO

www.crackawines.com.au
Hace algunas semanas publiqué una nota con un título similar, donde referenciaba vinos que llamé metafóricamente “tapados” (productos que por su rareza, por ser de partidas muy limitadas o por tener poca publicidad son difíciles de hallar en las vinotecas). La misma tuvo muchas visitas y despertó bastante interés, por eso es que decidí ampliarla.

Si ustedes son de esos enófilos apasionados amantes de las “rarezas”, aquí les propongo otros siete “tapados” del vino argentino:   

Contento 1 Semillón 2016 ($190): Un vino original y extremadamente bebible, fruto del espíritu creativo de Federico Schneidewind -un periodista de formación, que descubrió hace unos pocos años su pasión por la vitivinicultura-. Fue producido con racimos de Semillón de cosecha anticipada, casi sin prensar, con fermentación clásica y embotellado inmediato; lo que dio lugar a un blanco que sorprende por su boca “jugosamente chispeante” y veloz. Tiene aromas limpios de frutas cítricas e hierbas frescas; unidos a una boca grácil y etérea, de bajo tener alcohólico, con vibrante acidez y suave “petillant” (minúsculas burbujas de gas carbónico natural). Solamente hay 1050 unidades de este producto, que sin dudas vale la pena descubrir. ¡Un vino tan pero tan rico que “se bebe como agua”!       

Alma Gemela N°1 Pedro Ximénez 2016 ($220): Este interesante producto tiene su origen en un proyecto de revalorización de viejas cepas liderado por la Sommelier Mariana Onofri. Recuperando un añoso parral de uvas Pedro Ximénez -una cepa poco “reconocida” por los consumidores, pero de amplia difusión en el encepado nacional- obtuvo este vino blanco joven, sutil y sabroso. Propone una nariz austera, donde se insinúan evocaciones de frutas desecadas -orejones de duraznos, cascara de naranjas-, miel silvestre, heno y té negro. En la boca tiene silueta delgada y paso franco, redunda en sabores melosos, con correcta acidez y moderada persistencia. ¡No es un vino fácil de conseguir -apenas hay 600 botellas-, pero un enófilo curioso no debería “dejarlo pasar”!  

Piedras Bayas Ed. Limitada Reserva Blend 2014 ($230): Debo confesar -con total honestidad- que desde hacía bastante tiempo no me sorprendía un vino sanjuanino. Sin embargo, este tinto de la zona de Barreal (Valle de Calingasta) llamó mi atención por su buen sabor, estructura y moderada complejidad. Se trata de un ensamblaje de Malbec y Cabernet Sauvignon, criado durante doce meses en barricas americanas. Ofrece una nariz marcadamente piracínica -morrón asado, pimentón dulce-; que se “va abriendo” con los minutos y deja entrever recuerdos frutales maduros, especiados y de café tostado (aportados por el roble). Al probarlo tiene cuerpo medio y paso franco; con sabores maduros, acertada acidez, taninos suaves y grato final de boca. ¡Para volver a mirar con atención a los vinos de San Juan!    

Sumak Kawsay Malbec 2015 ($275): “Sumak Kawsay” (“vida en plenitud” en castellano) es un concepto central en la cosmovisión ancestral del pueblo Quechua -y de otras culturas americanas precolombinas-, que se refiere al anhelo de una vida pacífica en sociedad,   respetando siempre a la Madre Naturaleza, donde cada ser humano tenga lo suficiente para su subsistencia y pueda llegar a realizarse plenamente. Detrás de esta bella noción aparece un tinto elaborado en la localidad de Amaicha del Valle (Tucumán) dentro de una bodega comunitaria propiedad de la Comunidad Indígena de los Amaicha. Toda la uva utilizada fue cultivada por los “comuneros”, quienes además reciben -a modo de cooperativa- parte de las ganancias por la venta de los productos. Pasando al vino en cuestión, se trata de un Malbec de perfil algo rústico y “salvaje”. Exhibe aromas directos de frutas rojas maduras, entrelazados con marcadas sensaciones vegetales y terrosas. En boca posee entrada seca, cuerpo medio y sabor afrutado, con equilibrada acidez, taninos apenas rugosos y mediana permanencia. Recomiendo servir levemente refrescado. Un Malbec tucumano sencillo pero muy disfrutable, que en breve estará por Córdoba.          

Finca El Reparo Gran Reserva Cabernet Sauvignon 2014 ($360): Quienes gustan de los tintos suculentos e intensos, seguramente disfrutarán este Cabernet Sauvignon proveniente de San Carlos (Valle de Uco). Un notable producto de la Bodega Cuarto Surco, donde la tipicidad del cepaje y su lenta maduración en barricas francesas nuevas están perfectamente amalgamadas. Muestra una nariz intensa y fragante, con perfumes de frutas negras en sazón -cassis, moras-, especias -pimienta negra, clavo-, cuero y ciertos trazos terrosos. En boca presenta una entrada seca, buena estructura y paso recio, refrenda las sensaciones maduras y apenas picantes, con equilibrada acidez, taninos firmes y una larga persistencia. Un tinto perfecto para acompañar carnes asadas o platos contundentes.

Tordos Brut Nature ($300): Quienes estamos en el mundo del vino hace ya algunos años, siempre escuchamos decir que era casi imposible encontrar vinos espumosos de calidad en el Noroeste Argentino. Eso parecía ser hasta ahora, cuando este pequeño emprendimiento cafayateño comandado por el enólogo “Paco” Puga llega para “romper el paradigma” y demostrar que se pueden hacer destacadas “burbujas” en todo el territorio nacional. Este primer lote que llega al mercado es un ensamblaje de Chardonnay y Chenín vinificado por el método Charmat (segunda fermentación en tanques). Seduce con una aromática diáfana, donde se insinúan frutas blancas -peras, manzanas- y algo de levadura fresca. Al llevarlo a la boca es un producto delicado; con entrada agradablemente seca, sabor afrutado, burbujas cosquilleantes, fresca acidez y permanencia moderada. Se hicieron pocas botellas, así que recomiendo buscar algunas sin demora. ¡Salta nunca me deja de asombrar con sus vinos!

Reginato Celestina Rosé de Malbec Extra Brut ($425): Un espumoso realmente único, producido por dos grandes especialistas en esta materia como son Luis y “Pepe” Reginato (quienes eligieron el nombre en homenaje a su amada madre Celestina). Fue obtenido con 100% de uvas Malbec procedentes de Paraje Altamira (San Carlos-Valle de Uco), por el método Champenoise -segunda fermentación en botellas- y con una paciente crianza sobre sus lías. El resultado es un producto refinado pero complejo, que “enamora a primera vista” por su vivo color rosado. Regala fragancias de frutas rojas acidas -frambuesas, zarzamoras-, anís, levadura fresca y sutiles dejos herbales. Al probarlo es gustoso y refrescante, de nítido sabor frutal, con primorosas burbujas, balanceada acidez y un placentero post-gusto. Me parece un producto ideal para acompañar aperitivos o comidas de sabores suaves (pastas, carnes blancas o arroces). ¡Espumoso “de lujo”, para darse un “gustito” de vez en cuando!

¿Y ustedes, conocen más “tapados” del vino argentino? 

*** Esta nota fue publicada originalmente en la web amiga de Circuito Gastronómico ***

viernes, 5 de mayo de 2017

OCHO VINOS BIEN OTOÑALES

www.rudewines.co.uk
¡El otoño ya está entre nosotros! Después de un verano largo, caluroso e inestable, estamos viviendo la más linda -al menos para mí- de las estaciones en nuestra ciudad.

Los días se hacen más cortos, soleados a mediodía y bien frescos por la noche. Arranca también la temporada de días grises, esos que dan ganas de quedarse en casa con un plato de comida calentita, un buen vino y una película. Todavía quedan oportunidades para beber algunos blancos o rosados, aunque el cuerpo ya comienza a pedir vinos tintos.

Si andan buscando “vinos bien otoñales”, aquí van mis ocho sugerencias:      

Padrillos Trifecta 2016 ($186): Un producto novedoso y original, que llega de la mano de la bodega Ernesto Catena. Su nombre refiere a una compleja apuesta que se realiza en las carreras hípicas, donde el jugador debe acertar correctamente el orden de llegada de los tres caballos ganadores. Un envite extremadamente difícil, pero que paga grandes cifras a quién lo acierta. Detrás de este nombre y etiqueta curiosos hay un inusual “blend” compuesto por un 40% de Chenín (de Agrelo, Lujan de Cuyo), 40% de Tocai (de Rivadavia, Este Mendocino) y 20% de Torrontés (de Cafayate, Salta). Exhibe una nariz algo austera, con delicados aromas de frutas -duraznos blancos, peras-, flores silvestres -retama, acacia-, miel y té negro. En la boca tiene cuerpo medio y paso untuoso, de nítido sabor meloso, con acertada acidez y persistencia media. Un vino blanco sumamente “gastronómico”; escolta perfecto de paellas, risotto de hongos o pastas con salsas suaves.

Doña Paula Estate Riesling 2015 ($242): Este vino está en las vinotecas hace ya varios años, pero supongo que ha pasado desapercibido para la inmensa mayoría de los enófilos. Un producto que “le hace honor” a la noble variedad germana con la que está elaborado, ofreciendo un blanco vibrante, sabroso y sumamente refrescante. Las uvas provienen de una pequeña parcela implantada en las alturas de Gualtallary (Tupungato, Valle de Uco). Ofrece una nariz compleja donde aparecen recuerdos cítricos -pomelos, limas-, herbales, rastros terrosos/minerales y hasta sutiles pinceladas “químicas” -alcanfor, solvente- (tan típicas de esta variedad, aunque extrañas para el bebedor que las descubre por primera vez). Al llevarlo a la boca presenta ataque seco, cuerpo medio y paso vivaz; allí refrenda su impronta mineral, con marcada acidez y larga permanencia. Un blanco que armoniza de maravillas con el sushi y la comida peruana. ¡Rareza que vale la pena probar!          

Zambua Tinto Dulce S/A ($110): Una primicia absoluta en las góndolas locales, que llega de la mano de la joven bodega Terra Camiare (Colonia Caroya, Córdoba). Un vino simple y de perfil tradicional, elaborado con un importante porcentaje de uvas Isabella -también conocida como “frambua” o “chinche”-. Su nariz es reconocible y directa, con aromas de frutitas rojas frescas -frambuesas, frutillas- y algunos dejos herbales. En boca se muestra ligero y veloz, con sabor afrutado, agradable dulzor natural, correcta acidez y breve final. ¡Córdoba siempre obsequia novedades para sorprendernos!     

Latente Reserva Pinot Noir 2014 ($180): Otro vino sencillo y extremadamente fácil de beber, pero en este caso procedente de Mendoza. Un Pinot Noir exquisito, liviano y de notable tipicidad varietal; con una breve crianza en barricas. Regala una nariz sobria con perfume de frutas rojas, hojas secas, especias y suaves trazos avainillados -aportados por el roble-. Al probarlo tiene entrada seca, silueta delgada y paladar sedoso; confirma sabores frutales, con balanceada acidez, taninos imperceptibles y moderada persistencia. Un vino que se consigue con facilidad, ideal para quienes se acercan por primera vez a este cepaje.

Tercos Sangiovese 2015 ($195): Un producto que descubrí hace unas pocas semanas y me sorprendió gratamente apenas lo probé. Se origina en un pequeño emprendimiento vitícola ubicado en Russel (Maipú), que nació del esfuerzo, la dedicación -y seguramente algo de terquedad- de un grupo de cuatro amigos y profesionales mendocinos. De toda la línea me quedo con este tinto producido 100% con uvas Sangiovese, sin ningún contacto con roble. Es un vino frutado, fresco y muy versátil a la hora del maridaje. Propone una aromática diáfana, con evocaciones de frutas rojas en sazón -cerezas, ciruelas-, especias -clavo- y leves reminiscencias vegetales. En boca tiene cuerpo medio y paso fluido; subraya las sensaciones frutales, con equilibrada acidez, taninos mansos y grato post-gusto. Un producto ideal para la mesa diaria. Sugiero beber -levemente refrescado- junto a pastas con salsas rojas, pizzas, milanesas o empanadas de carne.              

Hermanos Malbec-Tannat 2014 ($250): No podía faltar un vino salteño en esta selección, en este caso de la Bodega Domingo Hermanos. Un producto potente pero disfrutable, con la  impronta norteña a “flor de piel”. Un corte tinto hábilmente diseñado por el enólogo Rafael Domingo, donde el marcado predominio del Malbec (70%) permite contrapesar la fuerza y rusticidad de Tannat (30%). Presenta una aromática compleja, con recuerdos frutales -higos secos, ciruelas pasas-, especiados -pimienta, clavo-, empireumáticos -ahumado- y terrosos. Al probarlo posee entrada bien seca, cuerpo medio y paso franco, redunda en sensaciones maduras y algo picantes, con ajustada acidez, taninos firmes y largo final de boca. ¡Un gran exponente vinícola de Cafayate, que “pide carne asada” a su lado!    

Entrevero Extra Brut S/A ($420): Un vino espumoso mendocino poco conocido pero de notable calidad, que está haciendo su desembarco en Córdoba en estos días. Pertenece al joven proyecto “Entrevero Wines”, comandado por el ingeniero agrónomo Matías Prieto. Un ensamblaje de uvas Pinot Noir y Chardonnay cosechadas en Agrelo (Lujan de Cuyo), vinificadas por el método champenoise -segunda fermentación en botellas-, con un reposo posterior de 18 meses sobre sus lías. El resultado es un producto elegante y refinado, que se bebe con facilidad y deleite. Seduce con una nariz de aromas delicados, donde aparecen remembranzas a frutas rojas acidas, cítricos, frutos secos y pan tostado. Al llevarlo a la boca tiene buen volumen y paso grácil, atractivo sabor frutado, burbujas cosquilleantes, refrescante acidez y prolongada persistencia. ¡Para acompañar todos los brindis del otoño!           

Nanni Torrontés Dulce Natural 2016 ($160): Si gustan de los vinos golosos, este blanco salteño de la bodega familiar Nanni será una excelente elección. Fue obtenido con uvas Torrontés de cosecha tardía y con fermentación interrumpida -para conservar los azúcares propios de la uva-. Atesora prístinos aromas a uvas frescas, pétalos de rosas y miel; que se unen a una boca liviana y vivaz, nada empalagosa -gracias a su moderado dulzor y acidez sabiamente contrapesada- y de permanencia media. Servido bien frío, lo imagino perfecto para acompañar tartas frutales o postres con crema.
       
¿Y ustedes, ya tienen elegidos sus vinos otoñales?

*** Esta nota fue publicada originalmente en la web amiga de Circuito Gastronómico ***

lunes, 17 de abril de 2017

#AWBDESCORCHA - EL MALBEC NUESTRO DE CADA DÍA


Hoy lunes 17 de abril se celebra el Día Mundial del Malbec. Una propuesta de “Wines of Argentina” (la entidad responsable de dar a conocer el vino argentino en el exterior), que se replica simultáneamente en las principales ciudades del mundo y tiene como objetivo promocionar el consumo de nuestro varietal emblemático.

Nuevamente, los Argentina Wine Bloggers (#ArgWB) organizamos una movida conjunta llamada #AWBDescorcha #Malbec para colaborar en la difusión de nuestra uva insignia.  

En Argentina el Malbec casi no necesita publicidad. Es el cepaje más plantado en nuestros viñedos, así como el más habitual en nuestras mesas (desde hace más de un siglo, incluso cuando en las etiquetas de vino todavía no se mencionaba la uva). Lo más interesante de esta variedad es que no para de sorprendernos. Hay clásicos que se renuevan año tras año, así como vinos originales de zonas que no hubiésemos imaginado hace poco tiempo atrás.

Si quieren elegir “el Malbec nuestro de cada día”, aquí tienen siete buenas sugerencias:  

Santa Florentina Malbec 2016 ($75): Pruebo cada cosecha de este sencillo Malbec riojano desde hace una década, y siempre me satisface completamente por su precio. Un vino fácil de beber, para acompañar la comida diaria. Tiene aromas afrutados y algo herbales; que dan paso a una boca ligera y veloz, con balanceada acidez, taninos imperceptibles y breve permanencia. ¡Verdadero campeón de la relación precio-calidad!  

Otro Loco Más Malbec S/A ($99): Para aquellos paladares jóvenes que prefieren los vinos amables -levemente dulces-, les recomiendo este novel producto elaborado por la Escuela Vitivinícola Don Bosco (Rodeo del Medio-Mendoza). Presenta aromas de frutas maduras; unidos a una boca escueta y simple, con entrada apenas golosa, ajustada acidez, taninos mansos y corta persistencia. ¡Un Malbec ideal para quienes se inician en el mundo del vino!  

Tordos Malbec 2016 ($266): Una de las grandes novedades de este año, que ya puede encontrarse en algunas vinotecas locales. Se trata del proyecto personal del prestigioso enólogo Francisco “Paco” Puga, que muestra algo de lo que me animaría en llamar “nueva enología cafayateña”. Un tinto que no reniega de su carácter norteño, pero que se ofrece más amigable con el consumidor debido a su menor grado alcohólico, mayor fluidez y atenuada tanicidad. Seduce con una nariz plena de recuerdos frutales maduros -ciruelas pasas, higos-, especiados y terrosos. Al probarlo tiene silueta delgada, entrada seca y paso franco, con sabores apenas picantes, equilibrada acidez, taninos firmes y larga persistencia. ¡Perfecto para acompañar empanadas salteñas de carne cortada a cuchillo!   

Chañarmuyo Malbec Roble 2014 ($285): Un Malbec sumamente original, proveniente del inhóspito Valle de Chañarmuyo (en el noroeste de la provincia de La Rioja, a más de 1700 m.s.n.m.). Exhibe una nariz limpia, con evocaciones de frutas rojas maduras y en mermelada -típica de zonas cálidas y secas-, además de ciertos trazos ahumados aportados por la guarda en barricas. En la boca se lo percibe corpulento y pleno, de paso carnoso, con  ajustada acidez, taninos apenas rugosos y grata permanencia. ¡Para descubrir “otra cara” del Malbec, en un terruño nuevo de nuestro país!

Huentala Black Series Malbec 2015 ($344): Si buscan un Malbec “de manual”, que muestre lo mejor que puede ofrecer la cepa en el Alto Valle de Uco, esta sin dudas sería una opción muy acertada. Un tinto obtenido con racimos cuidadosamente seleccionados de Gualtallary (Tupungato), con vinificación tradicional y moderada crianza en roble. Regala una nariz compleja con diversas “capas”, que se van abriendo con los minutos en la copa. Primero aparecen fragancias florales y frutales en sazón -ciruelas, guindas-, luego toques balsámicos -anís, mentol-, para terminar con recuerdos levemente tostados y avainillados. Al ponerlo en la boca entrega su punto más alto: cuerpo medio, paso sabroso de perfil afrutado, buena textura y fluidez, taninos compactos -pero suaves- y una persistencia muy prolongada. ¡Excelente Malbec, para quedar “de lujo” en el asado con amigos!
          
Casarena Naoki´s Vineyard Malbec 2013 ($400): Otra primicia absoluta en las góndolas cordobesas, que llega de la mano de la Bodega Casarena. Un Malbec single vineyard -único viñedo- procedente de Agrelo (Lujan de Cuyo); que expresa un terruño de características algo extremas debidas a su marcado declive, suelo rocoso calcáreo y gran escasez de agua. El producto se elabora a la usanza moderna, recibiendo luego un añejamiento de 18 meses en barricas francesas nuevas (que casi ni se notan en el vino). Revela una paleta aromática bastante exótica; extremadamente floral -rosas secas, jarillas silvestres-, frutal madura y con una puntita “verde” muy atractiva -que le aporta frescura-. Al probarlo tiene cuerpo medio y paso sedoso, redunda en sensaciones herbales, con equilibrada acidez y taninos “redondos” que sostienen un grato final de boca. ¡Un Malbec para seguir sorprendiéndose!

Sunal Malbec 2014 ($650): Un vino que aún no hizo su desembarco en nuestra ciudad, pero que les recomiendo adueñarse de alguna botella tan pronto aparezcan (¡hay pocas!). Un blend de Malbecs de paisajes vitícolas de gran altura; que combina uvas de Hualfin (Catamarca, 2100 m.s.n.m.), Amaicha del Valle (Tucumán, 2200 m.s.n.m.), Pucará (Salta, 2400 m.s.n.m.) y Luracatao (Salta, 2700 m.s.n.m.); ideado por el joven ingeniero agrónomo Agustín Lanús. Un tinto de color violáceo profundo, con lágrimas bien densas. Propone una nariz de cierta austeridad, que deja entrever perfumes de frutas desecadas -higos, pasas-, especias picantes -pimentón, clavo- y dejos terrosos marcados. En la boca es voluminoso y robusto -pero nada rústico-, con paso franco, sabores maduros, correcta acidez, taninos macizos y largo post-gusto. Un producto que ya está listo para beberse, pero que también podrá guardarse un par de años sin inconvenientes. ¡Malbec “de colección”, para atesorar en la cava personal!
      
¿Y para ustedes, cual es el su Malbec preferido?

sábado, 8 de abril de 2017

DOCE VINOS PARA BILLETERAS FLACAS (HASTA $115)



Pasaron las fiestas de fin de año, las tan merecidas vacaciones y el inicio de clases -para quienes tienen hijos-. Ahora empiezan a llegar los resúmenes de las tarjetas de crédito, los cedulones de impuestos y las facturas de los servicios. El comienzo del año suele venir con muchos gastos, así que el presupuesto para vinos debe ajustarse.

Afortunadamente, la enorme industria vitivinícola nacional todavía ofrece productos ricos y económicos, para que todos puedan seguir tomando un par de copas con la comida.

Si este mes de marzo dejó “billeteras flacas”, aquí doce ricos vinos con precios accesibles (hasta $115):      

Cuesta del Madero Blanco S/A ($53): Una marca histórica del vino nacional vuelve al ruedo -luego de un corto período de ausencia- con este blanco genérico honesto y muy bebible. Muestra una nariz sumamente escueta, con aromas frutados -manzana verde- y algo herbales. Al probarlo sigue la sencillez, con paso veloz, moderado tenor alcohólico, fresca acidez y permanencia breve. ¿Qué más querés por esa plata?

Giaquinta Torrontés 2016 ($78): Un “tapado” que llega desde Tupungato (Valle de Uco), con un valor de mercado realmente acomodado. Un Torrontés mendocino joven, fresco y fragante, con recuerdos olfativos de flores secas, miel y cáscara de cítricos. En la boca tiene entrada afrutada, paso seco, buena acidez y persistencia media. ¡Para la copa del aperitivo!  

Chacabuco Viognier 2016 ($89): Novedad absoluta de la bodega Familia Falasco (San Martin-Este Mendocino), que hizo su desembarco en las góndolas locales hace unas pocas semanas. Una línea de vinos sencillos y livianos, pensados para el consumo habitual. A mi entender destaca este Viognier de nariz limpia y algo austera, donde se insinúan perfumes florales y de frutas blancas. Al probarlo es gustoso y vivaz, redunda en sabores frutales, con adecuada acidez y moderada permanencia. Para acompañar un pollo asado con papas fritas.     

Postales del Fin de Mundo Sauvignon Blanc-Semillón 2016 ($110): Un vino patagónico de vibrante frescura, para disfrutar en los días cálidos que aún ofrece el otoño. Propone una nariz intensa, con nítidos recuerdos cítricos y herbales. Continúa en una boca de silueta delgada y paso jugoso, con recuerdos alimonados, marcada acidez e interesante persistencia para su rango. Una de las mejores propuestas que probé en este segmento de precios. Beber  bien frío, escoltando un buen plato de rabas o un ceviche.

Gérôme Marteau Rose de Malbec S/A ($97): Un rosado de Malbec goloso y “entrador”, proveniente de la pequeña bodega familiar rionegrina Gérôme Marteau. Revela aromas directos de frutitas rojas -frambuesas, frutillas-, seguidos de una boca vaporosa y veloz, con moderado dulzor frutal, correcta acidez y agradable final. Me parece un vino ideal para servir con aperitivos o postres frutales. En Córdoba sólo se vende de manera personal, pues uno de los hermanos del propietario vive aquí. ¡Vale la pena buscar algunas botellas!  

Santa Florentina Malbec-Syrah 2016 ($62): Si hay una bodega que siempre “cumple” en su línea más económica, sin dudas es la Cooperativa La Riojana (Chilecito). Este bi-varietal tinto no es la excepción. Presenta aromas afrutados simples -tutti-frutti, frambuesas- y algo especiados; que se abren a una boca de entrada apenas golosa y paso raudo, con correcta acidez, taninos imperceptibles y final breve. Para acompañar unas empanadas de delivery.

Pecado Malbec 2015 ($76): Un vino salteño simple y efectivo, que “va muy bien” por su precio -y además se consigue gran facilidad en supermercados, almacenes y kioscos-. Tiene aromas frutales maduros -mermeladas- y apenas terrosos; que dan lugar a una boca simple y directa, de sabor levemente especiado, con ajustada acidez, taninos suaves y breve permanencia. Un vino “comodín”, para tener siempre algunas botellas en casa.   

Elsa Bianchi Cabernet Sauvignon 2015 ($104): Desde el Sur de Mendoza llega este noble ejemplar de Cabernet Sauvignon, con buena tipicidad y cierta elegancia. Regala aromas nítidos de frutas negras -cassis, moras-, especias -pimienta, clavo- y dejos terrosos. En la boca es gustoso y seco, de paso suelto, con leve sabor picante, balanceada acidez, taninos algo apretados y agradable persistencia. Para beber en la comida diaria, sin gastar de más

Portillo Tempranillo 2016 ($110): Un vino excelente y de precio amigable elaborado por la bodega mendocina Salentein, que por su elevada calidad puede competirle “de igual a igual” a productos que incluso duplican su valor. Un tinto sabroso y de notable complejidad para su categoría, que sorprende tanto a profesionales como a bebedores ocasionales. Al llevarlo a la nariz evoca recuerdos a frutas rojas -ciruelas, guindas-, jalea de membrillos y  sutiles trazos balsámicos -eucaliptus-. Al llevarlo a la boca descubre su buena estructura aunque de andar resuelto, que refrenda sensaciones maduras, con equilibrada acidez, taninos firmes y permanencia prolongada. Un “imprescindible” en la bodeguita doméstica, que permite “regar” eventos multitudinarios sin tener que dejar la billetera en ello.

Alberto Furque Cabernet Franc 2016 ($115): ¡Pasan las cosechas y este vino mendocino me sigue pareciendo un verdadero “campeón” de la relación precio-calidad! Un Cabernet Franc de marcado carácter varietal, perfecto para quienes hacen su primer acercamiento al cepaje. Exhibe una nariz intensamente piracínica -pimiento verde, morrón en conserva-, frutal madura y algo balsámica -anís, regaliz-. Al probarlo es ligero, terso y fluido; tiene entrada seca y paso franco, con acertada acidez, taninos apenas rugosos y grata persistencia. ¡Para llevar al asado semanal con amigos!     

Moulin Bleu Extra Brut ($71): Es bastante infrecuente encontrar un espumoso en este  segmento de precios, que además ofrezca aceptable calidad de burbujas y un trago amable. Quien pone en el mercado este interesante producto es la champañera mendocina “RFM” (Richardi, Fazzio y Menegazzo), grandes especialistas en elaborar vinos burbujeantes. Se produce con un corte de uvas Chenin y Ugni Blanc, por el método industrial Charmat. Luce aromas frutales y herbáceos muy tenues; unidos a una boca rauda y sencilla, con burbujas chispeantes, correcta acidez y breve permanencia. Recomendado para preparar cocktails.

Santa Florentina Torrontés Brut ($105): Un clásico de Bodega Cooperativa La Riojana que sorprende con su nueva botella y etiqueta, mucho más estilizadas y modernas. Un vino espumoso de excelente manufactura, vinificado con uvas 100% Torrontés de Chilecito por el método Charmat. Exhibe una nariz límpida, con sutiles aromas florales -jazmines, rosas- y cítricos. Al llevarlo a la boca es juvenil, vivaz y de entrada bien afrutada, con burbujas chispeante, fresca acidez y persistencia media. ¡Para brindar y brindar, sin mucho gastar!

¿Y ustedes, que vinos ricos y económicos tienen para recomendarnos?

*** Esta nota fue publicada originalmente en la web amiga de Circuito Gastronómico ***

jueves, 30 de marzo de 2017

SE VIENE "EXPO DELICATESSEN & VINOS 2017"


EXPO DELICATESSEN & VINOS vuelve a ser anual
y ya cuenta con el 70% de sus stands vendidos

Córdoba, 28 de marzo de 2017. Con el 70% de sus espacios expositivos ya vendido y regresando a su formato anual, EXPO DELICATESSEN & VINOS celebra este año su 11ma. Edición. Organizada por la firma Joint Group, la exposición de alimentos finos y vinos más importante del interior del país se desarrollará desde el  25 al 28 de Mayo, en el Centro de Convenciones del Sheraton Cordoba Hotel.
Este acontecimiento gastronómico, reúne a los más prestigiosos productores de delicatessen y bodegas y se ha consolidado como el espacio ideal para crear contactos de negocios y ventas, además de posicionar los productos ante el consumidor mediante experiencias de marca.

Para este año, los organizadores de la muestra esperan superar el récord de 9.000 visitantes que congregó la edición del año pasado, y se estima que más de 160 empresas de todo el país estarán presentes difundiendo sus productos y servicios.

“La 10ª Edición de EXPO DELICATESSEN & VINOS que realizamos el año pasado superó nuestras expectativas y la de los expositores. Por ese motivo, y en base a sondeos realizados entre las empresas que participaron y el público visitante, decidimos regresar al formato de realización anual de esta exposición. Esto nos genera, a su vez, el desafío de renovarnos apostando a la creatividad y a la innovación para seguir brindando espacios de degustación y negocios”, subrayó Andrea Ravich, directora y fundadora de Joint Group

Sala Alta Gama y Salón de Alimentos Específicos
Además de las tradicionales rondas de negocios, clases magistrales, shows gastronómicos, degustaciones, conferencias y talleres, la 11ª primera Edición de EXPO DELICATESSEN & VINOS tendrá como protagonistas a la Sala ALTA GAMA y el Salón de Alimentos Específicos (SAE!).

La Sala ALTA GAMA es el salón exclusivo de la exposición, donde sólo se degustan vinos Premium (de entre $ 250 y $ 2000), al que se puede acceder con valor de entrada diferenciado y para un máximo de 500 personas por jornada. En este espacio, las bodegas participantes degustan sus vinos más preciados. Funciona con una modalidad de cata mesurada: la entrada posee 10 troqueles, acompañada por una guía con las fichas de cata de los vinos presentes. La Sala Alta Gama es muy esperada por el selecto público interesado en estas perlas de la vitivinicultura. Tendrá lugar los tres primeros días del evento: jueves, viernes y sábado.

Por otra parte, este año también se reeditará el  Salón de Alimentos Específicos, un espacio en el que se podrán encontrar alimentos sin gluten, sinlactosa, orgánicos, dietéticos, funcionales. “El año pasado fue la primera vez que desarrollamos este sector y contó con muy buena aceptación y comentarios por parte del público. A su vez, las empresas que integraron este sector manifestaron su interés de volver a formar parte ya que el objetivo es acercar los productos adecuados a las personas con requerimientos alimenticios especiales, y de esta forma, facilitar la inserción en la región de las empresas que los producen”, destacó Ravich.

Para participar como expositor
Las empresas interesadas en participar de la exposición para dar a conocer sus productos y marcas aún cuentan con la posibilidad de formar parte de esta experiencia, ya que todavía se encuentra abierta la convocatoria de expositores para la 11° Edición de EXPO DELICATESSEN & VINOS. El equipo organizador recibe solicitudes de admisión, las empresas interesadas deberán comunicarse al: 0351 4824831 o por mail jointgroup@jointgroup.com.ar

Público profesional y amantes del buen vivir
Como en cada una de sus ediciones, la exposición continuará con la división de horarios para profesionales del sector y público en general. De esta manera, el Horario Trader será exclusivo para posibles compradores mayoristas: responsables de compras, dueños y gerentes de restaurantes, vinotecas, wine bars, hoteles y servicios gastronómicos, supermercadistas, comerciantes y distribuidores de vinos y/o alimentos finos.

En el caso de los traders, la acreditación es sin cargo y pueden acceder a la misma ingresando en http://delicatessenyvinos.com.ar/acreditaciones.htmlEl horario de ingreso para este público especializado será el jueves 25, viernes 26 y sábado 27 de Mayo de 17 a 19 hs.

Por otra parte, los “amantes del buen vivir” y los curiosos por explorar nuevos sabores y experiencias,  puede comprar las entradas a través dewww.autoentrada.com, en sus dos sedes habilitadas en Patio Olmos Shopping y en Córdoba Shopping. En este caso, los horarios habilitados para recorrer la muestra son del jueves 25 al domingo 28 de Mayo en el horario de 18 a 22 hs.

11 años maridando degustaciones y negocios
EXPO DELICATESSEN & VINOS es organizado por Joint Group,  la empresa fundada y dirigida por Andrea Ravich,  con más de 17 años de trayectoria en la producción y organización de eventos corporativos, congresos y exposiciones a nivel nacional.

La exposición nació en 2004 de la mano de Joint Group y grupo TELEFE con el fin de potenciar la producción nacional y el consumo de productos alimenticios y vinos de alta calidad. Con 10 ediciones realizadas se ha consagrado como el gran escenario nacional que congrega a los más prestigiosos productores de alimentos de calidad y bodegas.

Desde entonces, EXPO DELICATESSEN & VINOS se consolidó como el acontecimiento eno-gastronómico más importante del interior del país, congregando a grandes chef, destacadas empresas y productores de delicatesen y a las principales bodegas del mercado nacional e internacional. En este evento también se congregan los entes gubernamentales de diferentes provincias abocados a la promoción y desarrollo tanto del sector de la producción agroindustrial como turístico.

En su última edición, realizada en 2016, la exposición congregó a más de 9.000 visitantes que recorrieron y degustaron los mejores productos de las 163 empresas que expusieron en la ocasión.

PRENSA:

Ivana Medina / ivana@alejandrocarrizo.com.ar / (0351) 155-430845 ó 157-467387
Laura Pantoja / prensa.alejandrocarrizo@gmail.com / (0351) 156-977443

lunes, 20 de marzo de 2017

CINCO “TAPADOS” DEL VINO ARGENTINO

El Diccionario de la Real Academia Española reconoce el uso del adjetivo “tapado” en  Sudamérica para referirse a una cosa, animal o persona que tiene muy buenas condiciones o habilidades para algo, aunque sin aparentarlo. El término fue acuñado en la jerga “burrera” (carreras de caballos), aunque hoy su uso se ha extendido a otros ámbitos.

En el mundo del vino también existen los “tapados”. Son esos productos poco conocidos, de nuevas zonas, elaborados en lotes reducidos, provenientes de emprendimientos familiares -o a veces de grandes bodegas-; que llegan al mercado casi sin presupuesto de marketing o publicidad y aún con todo ello ofrecen vinos de notable calidad.

Si aceptan mis recomendaciones, aquí tienen cinco grandes “tapados” del vino argentino:

Bad Brothers ToVio Blend 2016 ($180): Un vino norteño original y de pequeña edición (6000 botellas), que en breve hará su desembarco en Córdoba. Fue producido en el novel proyecto enológico “Bad Brothers Wines”, liderado por el joven agrónomo Agustín Lanús.  Es un típico Torrontés de Cafayate, “cortado” con un pequeño porcentaje de Viognier de Tolombón -que atenúa la personalidad arrolladora de la primera variedad, haciéndolo ideal para quienes no gustan de los blancos excesivamente fragantes-. Propone una nariz sobria, con sutiles fragancias florales -jazmines, rosas blancas-, frutales -uvas frescas, cítricos- y algo herbales. En boca tiene entrada seca pero afrutada, exhibe un cuerpo medio y paso untuoso, con correcta acidez y permanencia moderada. Lo recomiendo con empanadas salteñas apenas picantes. ¡Para encargar unas botellas a ese amigo que viaja al Noroeste!     

Humberto Canale Old Vines Semillón 2016 ($252): Segunda añada de este soberbio vino rionegrino, prácticamente desconocido por aquí. Son apenas 3500 botellas de un Semillón vinificado por la centenaria bodega Humberto Canale, con racimos provenientes de una de sus fincas más antiguas (Finca Milagros, implantada en 1942). Regala una nariz elegante y seductora, con recuerdos de frutas de pepita -peras, manzanas-, miel y té negro. Al llevarlo a la boca es gustoso y seco, aunque de nítido regusto meloso; tiene cuerpo medio y paso fluido, con fresca acidez y persistencia media. Me parece un blanco bien “gastronómico”, ideal para acompañar carnes blancas (pescados, pollo). Sin dudas una buena compra, tanto para beber ahora como para almacenar un par de años -el Semillón es un cepaje que suele envejecer muy bien, si se lo conserva en condiciones adecuadas-. ¡Vinazo patagónico!

Banda de los Tres Sucios El Tramposo Cabernet Franc 2014 ($335): Con un nombre  bastante curioso -y una etiqueta de estilo “vintage”, inspirada en la Ley Seca americana-, la bodega mendocina Vicentín presenta este tinto 100% Cabernet Franc. El mote de  “sucios” remite a una cosecha difícil -como fue la 2014 en Valle de Uco-, donde no se sabía realmente como evolucionarían los vinos. Al final, con importantes cuidados y 16 meses de crianza en barricas francesas, la enóloga Carola Tizio -y su equipo- lograron este producto de rigurosa tipicidad varietal y perfil algo salvaje. Ostenta una paleta aromática de mediana complejidad y notable frescura, donde predominan los tonos balsámicos -menta, regaliz-, especiados -clavo-, terrosos y tostados/ahumados (aportados por el roble). Al probarlo se lo descubre estructurado, sabroso y maduro; pleno de sensaciones mentoladas, con balanceada acidez, taninos firmes y grato final de boca. Un tinto “que pide carne asada” a su lado.
         
Mugrón 2013 ($420): Un proyecto quizás inédito en la industria vitivinícola nacional. Un vino hecho “a puro corazón” -y de manera colaborativa- por cinco enólogos completamente enamorados de los Valles Calchaquíes. Rafael Domingo (Domingo Hermanos), Claudio Maza (El Esteco), Alejandro Nesman (Piattelli Vineyards), Mariano Quiroga Adamo y Francisco “Paco” Puga (El Porvenir) aportaron su tiempo, sus ganas -y lo más importante, 500 litros de su mejor vino- para armar este corte tinto de neta impronta norteña. Se trata de un ensamblaje compuesto por 60% Malbec, 20% de Tannat y 20% de Caberent Franc; todos vinificados por separado y añejados brevemente en roble. Solamente 3300 botellas de un vino que rezuma amistad, profesionalismo y orgullo por la tierra donde se vive y trabaja. El vino se despacha con una nariz expresiva y bastante compleja, donde se intercalan aromas de especias -pimentón ahumado-, frutas maduras -higos, pasas-, balsámicos -anís, regaliz- y marcadamente terrosos. En la boca se muestra potente y brioso; de entrada seca, paso recio y reminiscencias especiadas; con una acidez equilibrada, taninos bien compactos y larga persistencia. Desafortunadamente, debo decirles que esta primera cosecha ya está agotada en origen, aunque escrutando un poco las góndolas locales todavía puede aparecer alguna botellita. Hoy está a la venta la versión 2014, con un corte de uvas diferentes pero exactamente la misma calidad. ¡Un vino “de culto”, para atesorar en la cava personal!

Seclantás Adentro Tannat 2013 ($900): ¡Si los productos anteriores eran raros y escasos, que decir de este increíble Tannat vallisto del que únicamente se han hecho 600 botellas!  Viene de una finca conocida como “La Encantada”, ubicada en el paraje Seclantás Adentro (entre Molinos y Cachi, a más de 2200 m.s.n.m.), donde sólo hay plantadas 2 ½ hectáreas   de viñedo. El proyecto pertenece al matrimonio de Alicia Hasenbalg (psiquiatra argentina) y Ovidiu Carabianu (cardiólogo rumano), quienes están radicados desde hace varios años en Francia, pero vienen todos los años al país para la vendimia. La enología está en manos de Don Raúl Dávalos, uno de los mayores conocedores del terruño salteño. Las uvas son fermentadas con levaduras naturales, realizando bazuqueos intensos -bruscos movimientos de los hollejos sobre el mosto- para extraer al máximo las sustancias polifenólicas (color, estructura). Luego el vino nuevo se pasa a barricas de roble usado durante 7-8 meses, con el fin de atenuar un poco la “bravura” de sus taninos y de paso completar la fermentación maloláctica. Finalmente se embotella y descansa un par de años antes de salir a la venta. Yendo al vino en cuestión podemos decir que es profundo, concentrado y enjundioso, con una imborrable huella norteña. Su nariz atesora acopio de especias picantes -pimienta, paprika-, notas terrosas y levemente empireumáticas -caucho, brea-. Al probarlo se lo siente estructurado y poderoso, con su 15% de alcohol “bien al frente”, pleno de sabores maduros, con los taninos aún rugosos y un prolongado final de boca. ¡Un Tannat “de colección”!

¿Y ustedes, conocen algún otro “tapado” de nuestra vitivinicultura? 

**** Esta nota fue publicada originalmente en la web amiga de Circuito Gastronómico ****