martes, 19 de septiembre de 2017

Llega la 7ª Edición de Premium Wines Experience (Publicidad)


Se desarrollará el 12 y 13 de octubre, en el Holiday Inn Hotel. Los mejores exponentes de la vitivinicultura argentina reunidos en Córdoba.

Córdoba, 19 de septiembre de 2017. Premium Wines Experience, el evento exclusivo de vinos de alta gama, llega por 7° año consecutivo a Córdoba. El encuentro obligado para los amantes de los buenos vinos se realizará el 12 y 13 de octubre, de 18 a 23 hs., en el Holiday Inn Hotel.

Premium Wines Experience se caracteriza por ser el espacio en el que las mejores bodegas del país presentan sus líneas de Alta Grama y por reunir a sus hacedores y a personalidades referentes de esta industria.

En esta ocasión, la 7° Edición de Premium Wines Experience congregará a más de 45 bodegas, entre las que se encuentran: Cruzat, Achavla Ferrer, Vicentin, Secreto Patagónico, Familia Schroeder, Patritti, Kalós Wines, Casarena, Kaiken, Chakana Wines, La Luz, Estancia Los Cardones, Claroscuro, Manos Negras, Tinto Negro, Mythic Estate, Eduardo Vidal Wines, Bodegas Bianchi, Foster Lorca, Don Manuel Villafañe, Maal Wines, Scotti Wines, Cuarto Dominio, Clos de Chacras, Piedra Negra, Mundo Reves, Absurdo, Argana, La Puerta, Chañarmuyo, Casta del Sur, Angelado, Fabre Montmayou, Corazon del Sol, Colomé, Amalaya, Norton, Gauchezco, Vinyes Ocults, Sumun de Antonio Más, Marcelo Pelleriti Wines, Rutini y Clos de los Siete.
  
Como en años anteriores, las principales figuras del sector dirigirán catas guiadas de sus vinos ícono, una oportunidad única para ampliar conocimientos y disfrutar.

Para acompañar la degustación de vinos se contará con fiambres y quesos de la firma Tregar y otras delicias gourmet. También se podrá disfrutar del Sector Lounge diseñado especialmente con gastronomía y degustación de coctelería.

Las entradas ya pueden adquirirse de manera anticipada en el portal Autoentrada.com, en los locales de Autoentrada de Patio Olmos y Dinosaurio Mall de Rodríguez del Busto. La feria tiene un cupo limitado, lo que permite a los participantes disfrutar de manera cómoda y distendida del contacto con los mejores vinos argentinos y sus creadores. 

Premium Wines Experience es organizado por Joint Group, empresa fundada y dirigida por Andrea Ravich, con más de 18 años de trayectoria en la producción y organización de eventos corporativos, congresos y exposiciones a nivel nacional.

Más información en: www.premiumwinescba.com.ar

Contacto de Prensa
Ivana Medina / ivana@alejandrocarrizo.com.ar / (0351) 155-430845
Laura Pantoja / prensa.alejandrocarrizo@gmail.com / (0351) 156-977443

lunes, 11 de septiembre de 2017

Los Argentina Wine Bloggers lanzamos la campaña #AWBSolidaria17


Con el objetivo de colaborar con la causa que lleva adelante el Convento de San Francisco de Asís (Adolfo Alsina 380, CABA) ayudando a personas en situación de calle, los Argentina Wine Bloggers (AWB) lanzan su primera campaña solidaria, la que estará vigente desde el 11 de de septiembre, finalizando el 10 de noviembre de este año.

La elección del beneficiario tuvo que ver directamente con nuestra posibilidad de conocer el Convento y sus necesidades durante el año pasado, gracias a que generosamente fue cedido para la presentación en sociedad de los AWB (nota aquí).

La mecánica del sorteo es sencilla. Por cada paquete de pañales descartables -para bebés o adultos- que los participantes aporten a la campaña, podrán obtener 1 (un) cupón numerado para participar del sorteo de importantes botellas de vino autografiadas por sus productores. 

Las bases y condiciones de la campaña, así como los centros de recolección, se encuentran disponibles en el sitio de AWB: http://argentinawb.com.ar.

Por otros lugares donde poder acercarse a realizar el canje se podrá consultar al mail: awbsolidaria@argentinawb.com.ar

Los Argentina Wine Bloggers agradecen la participación de las siguientes bodegas y a sus respectivos enólogos por su aporte a esta movida: Altocedro, Catena Zapata, Contento, Del Fin del Mundo, Eduardo Vidal, Familia Cassone, Finca Sophenia, Gen del Alma, Melipal, Morelli Wines, Passionate Wines, Pulenta Estate, Reginato, Revolver, Riccitelli Wines, Rosell Boher, Rutini, Terrazas de los Andes, Tinto Negro, Trapiche Costa y Pampa, Ver Sacrum y Zuccardi Valle de Uco.

Acerca de AWB

Como consumidores y entusiastas del mundo del vino, somos conscientes del potencial que tiene su industria en nuestro país. No obstante, desde nuestro rol de comunicadores, sabemos que aún existen muchos puntos en los que hay que seguir trabajando para que la distancia con el consumidor sea cada vez menor.

Si queremos que nuestra bebida nacional llegue realmente a todos los rincones, debemos despojarla de todo elitismo y descontracturarla para que su disfrute no sea una ciencia.

En tal sentido, un grupo de blogueros del vino creamos "Argentina Wine Bloggers": un espacio donde, manteniendo cada uno su propio estilo, se genere contenido con el fin de comunicar distintos aspectos de la industria del vino.

Mediante esta iniciativa esperamos contribuir al desarrollo de la pasión que nos une: nuestro vino argentino.

A la fecha, los integrantes de Argentina Wine Bloggers son: Argentina y sus Vinos, BlackWines, Cata y Pluma, El Angel del Vino, El Blog de Lau Malbec, El Vino del Mes, Fabián Mitidieri, Libritos y Vinitos, Logia Petit Verdot, Mi Lado V, Mr. Wines, Nicolas Orsini Blog, Por las Catas y las Bodegas, Rumbovino, Somm Amato, The Big Wine Theory, Vinarquía, Vinos en Córdoba, Vinos Oasis Sur y Wine MDQ.



viernes, 11 de agosto de 2017

MAS VINOS INVERNALES

www.emarketingblog.nl
Aunque la semana pasada nos sorprendió con un fugaz “veranito”, el invierno sigue entre nosotros y vuelve a mostrarnos su cara más inclemente. Continúan los días grises, ventosos y gélidos, ideales para refugiase en casa disfrutando de comidas sustanciosas y nutritivas, postres golosos y vinos intensos.

Como dicen que “al mal tiempo hay que ponerle buena cara”, aquí van más sugerencias en vinos invernales: 

Urban Uco Sauvignon Blanc 2016 ($202): Arrancamos esta selección con un blanco muy fresco y versátil, que puede acompañar un sinfín de preparaciones culinarias. Se trata de un Sauvignon Blanc joven, ligero y fragante elaborado por la Bodega O. Fournier (Eugenio Bustos-Valle de Uco). Ostenta una aromática característica de la variedad, pero elegante y sin excesos “verdes”; donde se perciben reminiscencias de pomelo blanco, anís e hierbas silvestres. Al probarlo es etéreo y refrescante, con marcadas sensaciones cítricos, vibrante acidez natural y moderada persistencia. Me lo imagino perfecto junto a platos de comida peruana, unas rabas a la romana o una bandeja de sushi.    

Huentala Black Series Chardonnay 2016 ($330): Aunque muchos puedan pensar que un blanco no es una buena elección para los días fríos, este opulento Chardonnay fermentado y criado en barricas puede ser una excelente alternativa. Pertenece al novel proyecto Huentala Wines (Tupungato-Valle de Uco), de reciente aparición en las vinotecas cordobesas. Regala una nariz amplia y generosa, rebosante de aromas a frutas blancas desecadas -damascos-, cascaras de cítricos, miel, vainilla y sutiles pinceladas de caramelo. En boca es voluminoso y pleno, de entrada seca aunque repleto de sensaciones lácticas y melosas, con equilibrada acidez y prolongado final. Entiendo que este vino ya está listo para disfrutarse ahora, pero también puede guardarse un par de años en busca de una mayor complejidad. Un blanco exquisito, perfecto para escoltar pescados a la parrilla o pastas con salsa crema de mariscos.        

Alto Vilero Malbec 2017 ($118): Una novedad absoluta en las góndolas locales, que llega de la mano de la Bodega Familia Rosso. Un Malbec sencillo y juvenil procedente de Los Campamentos (Rivadavia-Este Mendocino), que tiene una óptima relación precio-calidad. Tiene aromas directos de perfil frutal y algo especiado; unidos a una boca rauda y liviana, con ajustada acidez, taninos casi imperceptibles y permanencia breve. Sugiero refrescar un poco antes de servir. ¡Para tener siempre algunas botellas en casa!       

Noble de San Javier Merlot 2016 ($175): Un vino producido en el Valle de Traslasierra por el pequeño emprendimiento de la familia Jascalevich -pioneros en la reconversión vitivinícola de la zona, con viñedos plantados desde el año 2002-. De allí sale este tinto simple pero realmente interesante, que revela el potencial de la zona para la producción de vinos de calidad. Regala una nariz intensa y limpia, con evocaciones frutales maduras, terrosas y vegetales. Al probarlo exhibe cuerpo medio, entrada seca y sabor frutal generoso, con acidez perfectamente calibrada, taninos compactos y notable persistencia. Un Merlot cordobés honesto y de precio accesible, ideal para la mesa diaria.       

Alberto Furque Reserva Malbec 2012 ($300): Un Malbec sumamente agradable, que ha llegado a un punto de evolución en botella óptimo para beber ahora. Fue vinificado por la pequeña bodega familiar Alberto Furque en La Consulta (San Carlos-Valle de Uco). Ofrece aromas sutiles e integrados, que se mueven entre las frutas negras, la jalea de membrillos y algunos dejos terrosos. Al llevarlo a la boca tiene cuerpo medio, entrada amable y paso franco; redunda en sabores maduros, con acertada acidez, taninos pulidos y un largo post-gusto. ¡Un hermoso vino para la sobremesa, amparando la charla relajada con amigos!          

Altos La Ciénaga Syrah S/A ($450): Ya he recomendado en varias oportunidades estos vinos de producción artesanal e impecable factura, creados por Rolando “Rolo” Díaz y su familia a partir de una minúscula finca de 4 hectáreas ubicada en las inhóspitas serranías de Colalao del Valle (Tucumán). Este Syrah de la cosecha 2014 sobresale entre las novedades del año, mostrando una gran concentración y destacada tipicidad varietal. Ostenta una nariz profunda y compleja, donde resaltan nítidamente los aromas especiados -clavo, canela-, “animales” -carne asada-, ahumados y terrosos. Al probarlo es corpulento y lleno, de paso estructurado, con correcta acidez, taninos apenas rugosos y dilatada persistencia. Un vino tinto bien invernal, para maridar con carnes asadas o guisos contundentes.          

El Temible Lanzacuchillos Pinot Noir-Merlot 2015 ($490): Un producto llamativo por donde se lo mire. Detrás de un nombre extraño, una etiqueta de inspiración circense y un corte de uvas tintas bastante atípico (70% Pinot Noir y 30% Merlot), se esconde un vino tinto original y muy bebible. Una partida exclusiva de apenas 3000 botellas, ideada por el winemaker Juan Ubaldini con uvas provenientes de Los Chacayes (Tunuyán-Valle de Uco). Propone una aromática limpia, con perfume de frutas rojas en sazón, especias y hojas secas. En la boca seduce con su silueta delgada y paladar terso, refrenda sabor frutal fresco, con balanceada acidez, taninos suaves y una grata permanencia. Recomiendo servir levemente refrescado. ¡Una de esas hermosas rarezas que todo enófilo debe probar al menos una vez!         

El Relator “Tapado” Sparkling Wine ($680): Un espumoso mendocino que hace honor a su nombre, pues es poco conocido pero ofrece una calidad y singularidad excepcionales. Un producto elaborado 100% con uvas Chardonnay, por el método Champenoise, con una extraordinaria crianza de ¡casi 8 años! sobre sus lías y un tiraje final que incluye pequeñas cantidades de brandy. El resultado es un vino burbujeante con un bellísimo color “oro viejo”, perfectamente límpido y brillante. En nariz se entremezclan reminiscencias de uvas pasas, miel, levaduras y mazapán. Al probarlo tiene entrada sabrosa y seca, textura untuosa y paso fluido; con armónica acidez, delicado “perlage” y grata persistencia. Recomiendo no enfriarlo demasiado, para apreciar mejor su compleja paleta aromática. ¡Un espumoso “de lujo”, para acompañar ocasiones muy especiales!  

BONUS TRACK (para “entrar en calor” en serio):

Grappa Colonia ($136): Cerramos estas recomendaciones invernales con una noble grappa destilada en la bodega La Caroyense (Colonia Caroya-Córdoba), utilizando orujos -hollejos y semillas- de uva Isabella. Atesora una nariz bastante intensa, con los aromas afrutados típicos del cepaje y el alcohol bien integrado. En el paladar es suave, con entrada de leve evocación dulce, paso veloz y textura sedosa. Remata con un largo “after-taste” frutal. Para   “perfumar” el mate amargo de la mañana o el café de la sobremesa.  

¿Y ustedes, con que vinos están pasando esta fría temporada?   
       

miércoles, 26 de julio de 2017

#AWBDESCORCHA: HOY SUGERIMOS #AMIGOSDELBOLSILLO


Una vez más, los Argentina Wine Bloggers organizamos una actividad conjunta, en este caso para recomendar vinos de buena calidad y precio accesible (algo que yo suelo hacer con bastante frecuencia, pues me encanta descubrir este tipo de productos).

Aprovechando la celebración del Día del Amigo el jueves pasado, a esta movida grupal la llamamos #AWBDescorcha  #AmigosDelBolsillo

Si quieren sugerencias de vinos ricos y baratos, aquí van las mías:      

Elsa Bianchi Chardonnay 2016 ($126):

Sin dudas, el Oasis Sur de Mendoza (San Rafael, General Alvear y sus alrededores) es un terruño muy apto para la elaboración de vinos blancos. Su clima continental templado -con inviernos marcados y veranos suaves-, sumados a su baja humedad relativa ambiente y su excelente heliofanía, permiten obtener vinos frescos, aromáticos y de trago amable. Tal es el caso de este novel Chardonnay de la histórica bodega Valentín Bianchi, de envidiable tipicidad varietal. Propone una nariz prístina con reminiscencias de flores blancas, frutas de carozo -durazno, damasco- y miel. Al probarlo tiene silueta delgada y paso fluido, con nítido sabor frutal, equilibrada acidez y moderada persistencia. ¡Para tener siempre un par de botellas en la heladera!      



Montecepas Family Vineyard Malbec 2016 ($142)

Un vino quizás poco conocido, pero de notable relación precio-calidad. Está elaborado en Rivadavia (Este Mendocino) por la bodega familiar Lanzarini, una de las más antiguas de la región. Se trata de un Malbec joven pero de perfil bastante maduro, bien representativo del clima cálido y seco característico del oriente provincial. Exhibe una nariz de mediana complejidad, con evocaciones de frutas desecadas -higos, ciruelas pasas-, especias dulces -canela- y ciertos dejos terrosos. En boca tiene entrada suave y paso franco, redunda en sensaciones maduras, con balanceada acidez, taninos casi imperceptibles y permanencia media. ¡Para descorchar generosamente en asados multitudinarios, sin hacer temblar el presupuesto!   



Estancia Mendoza Brut Nature NV ($135):

No suele ser fácil encontrar vinos espumosos de buena calidad en precios tan bajos, así que este producto mendocino es un verdadero hallazgo. Lo produce Fe.Co.Vit.A. (Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas, la entidad que nucléa a 29 cooperativas regionales, con más de 5000 productores pequeños asociados). Un producto de impecable factura; con sabor equilibrado, burbujas suaves y paso refrescante. Ofrece una aromática limpia y fresca, con perfumes cítricos, anisados y herbales. Al llevarlo a la boca se muestra liviano, veloz y chispeante, con recuerdos alimonados, vibrante acidez, finas burbujas y grato post gusto. ¡Para brindar y brindar, sin mucho gastar!   

¿Les gustaron las sugerencias? ¿Nos recomiendan ustedes otras?   

viernes, 21 de julio de 2017

SIETE VINOS BIEN INVERNALES

www.pinterest.co.uk
¡La temporada invernal ya está entre nosotros! La llovizna, el viento y el frío no dan tregua, haciendo eternos los días grises que estamos viviendo. 

Es una buena época para quedarse en casa leyendo, escuchando música o viendo películas. También para visitar amigos o salir a comer a lugares bien calefaccionados. Este clima pide comidas suculentas, así como vinos intensos que las acompañen.  

Si andan buscando “vinos bien invernales”, aquí van mis siete sugerencias:

Vuelá Sauvignon Blanc 2016 ($175): Un exquisito Sauvignon Blanc de Bodega Piedra Negra (Tunuyán-Valle de Uco) que es pura frescura y elegancia, perfecto para servir en la mesa diaria. Está elaborado con una delicada crianza sobre sus lías -restos de levaduras provenientes de la fermentación-, lo que le aporta cierta textura y complejidad. Ofrece una nariz sutilmente fragante, con recuerdos de pomelo blanco, hierbas silvestres y anís. Al llevarlo a la boca se mueve ligero y veloz, de paladar apenas untuoso con reminiscencias cítricas, jugosa acidez y agradable final. Sin dudas un vino muy versátil para el maridaje; que puede acompañar aperitivos, arroces, pastas con salsas suaves o platos de pescado.         

Hotel Malbec Rose 2016 ($190): Un rosado perteneciente al proyecto Huentala Wines (Tupungato-Valle de Uco), que acaba de hacer su desembarco en las vinotecas de la ciudad. Me gusta mucho porque va “a contracorriente” de la moda, ofreciendo un producto intenso y bien gustoso, que por momentos casi parece un vino tinto. Propone aromas limpios de frutas rojas ácidas -frambuesas, ciruelas-, entremezclados con trazos vegetales y terrosos. En boca tiene entrada amable, cuerpo medio y paso vivaz, con sabor afrutado, refrescante acidez y moderada persistencia. ¡Rosado ideal para acompañar un pollo al disco!    

La Puerta Bonarda Reserva 2013 ($190): Ya lo he mencionado en otras oportunidades, pero vuelvo a insistir con que la provincia de La Rioja ofrece probablemente los vinos de mejor relación precio-calidad del país. Tal es el caso de este interesante Bonarda de Bodega Valle de la Puerta. Un tinto sencillo y de aromática diáfana, con evocaciones frutales maduras, especiadas y terrosas. En boca tiene entrada seca, silueta delgada y paso franco, con correcta acidez, taninos algo rugosos y permanencia media. Un vino para “quedar muy bien” en asados multitudinarios, sin “destrozar” por ello la billetera.

Luna Malbec 2015 ($225): Un Malbec mendocino realmente “de manual de enología”, para tomar varias copas con facilidad y deleite. Fue producido en la histórica bodega Finca La Anita, utilizando uvas propias cultivadas en Agrelo (Luján de Cuyo), con fermentación tradicional y una breve crianza en barricas. El resultado es un tinto de perfil bien clásico, con excelente tipicidad varietal. Propone aromas nítidos de frutas rojas -cerezas, ciruelas-,  especias dulces -clavo, canela- y algunas pinceladas ahumadas/tostadas. Al probarlo tiene entrada amable y textura sedosa, redunda en sabores frutados, con balanceada acidez, taninos suaves y grato final de boca. ¡Para volver a enamorarse del Malbec!
     
Herencia R.P. Grand Vin Blend 2014 ($385): Un producto que aún no ha llegado a las góndolas locales, pero que vale la pena tener presente para cuando aparezcan las primeras botellas. Se trata de un meditado ensamblaje tinto que contiene 70% de Malbec, 25% de Cabernet Sauvignon y 5% de Merlot -todos provenientes de Paraje Altamira (San Carlos-Valle de Uco)-, que fue añejado durante 14 meses en barricas nuevas. Exhibe una nariz amplia y con varias “capas” superpuestas, que van apareciendo con la aireación en copa; comienzan los recuerdos especiados -pimienta negra, clavo-, luego los frutales maduros y balsámicos -regaliz, eucaliptus-, para cerrar con tonos terrosos/minerales. En boca es pleno, sabroso y de paso fluido, con equilibrada acidez, taninos firmes y larga permanencia. Se puede beber ahora o guardar sin inconvenientes un par de años más.   

Altimus Chañar Punco 2012 ($810): Quienes gustan de los vinos potentes y estructurados quedaran prendados con este soberbio tinto de Bodega El Esteco. Un corte de 65% Malbec y 35% Cabernet Sauvignon -procedentes del inhóspito paraje Chañar Punco (Santa María-Catamarca), fermentado exclusivamente con levaduras naturales y criado durante 18 meses en barricas francesas nuevas (más otros doce meses en botellas antes de salir a la venta). Un vino robusto y poderoso, pero que ya puede beberse gracias a su acertado trabajo enológico. Regala aromas de frutas desecadas -higos, pasas-, especias -pimienta, pimentón-, herbales, terrosos y ahumados. Al llevarlo a la boca se lo percibe voluminoso y lleno, con notable complejidad; tiene paso recio, sabores maduros y licorosos, acertada acidez, taninos aún compactos y un larguísimo post-gusto. Un vino para beber ya mismo y disfrutar sus bríos,  o bien guardar unos años y apreciar sus matices. ¡Todo el espíritu de los Valles Calchaquíes encerrado en una botella!

Mantra Cane Cut Sauvignon Blanc 2016 ($220): Cerramos esta selección con un blanco  dulce novedoso y original, que llega de la mano de la pequeña bodega Secreto Patagónico (San Patricio del Chañar-Neuquén). Se trata del primer producto del país elaborado con el sistema “cane cut” (“rama cortada”) originalmente desarrollado en Australia. En el mismo, los sarmientos de la vid que contienen los racimos son quebrados en los días previos a la vendimia, para permitir una deshidratación parcial de las uvas antes de vinificarlas. Esto da lugar a vinos dulces ricos y complejos, como el que nos ocupamos hoy aquí. Presenta una nariz algo salvaje pero extremadamente seductora, con perfumes de flores de manzanilla, melón, confitura de ananás y miel. Al probarlo se muestra goloso, opulento y de paladar untuoso; refrenda sensaciones melosas, tiene un dulzor muy agradable -bien contrapesado con la fresca acidez- y un prolongado final de boca. Debe beberse bien frio, para maximizar su armonía y frescura. Si se animan, lo sugiero para acompañar una tabla de quesos suaves, patés y frutas secas. También puede acordar muy bien con postres frutales o masas finas.

¿Y ustedes, que vinos saborean en este invierno?      

*** Esta nota fue publicada originalmente en la web amiga de Circuito Gastronómico ***

sábado, 15 de julio de 2017

CINCO VINOS PARA VOLVER A MIRAR A CÓRDOBA


Si bien las primeras vides del territorio argentino fueron plantadas en Santiago del Estero (algo bastante lógico si recordamos que es la “madre de ciudades” fundada en 1553), la verdadera historia de la vitivinicultura argentina empezó -casi medio siglo después- en la zona que hoy ocupa la provincia de Córdoba.

Registros documentales fehacientes mencionan la existencia de viñedos en la región desde el año 1599 -propiedad de los sacerdotes mercedarios-, así como la producción de vinos a nivel “industrial” desde 1618 -asociados a la actividad de los sacerdotes jesuitas-.

Durante sus cuatrocientos años de desarrollo, la actividad vitivinícola de Córdoba sufrió grandes vaivenes. Desde la virtual desaparición de los viñedos con la expulsión de los Jesuitas (1767) y la recuperación por parte de los inmigrantes italianos con la fundación de Colonia Caroya (1878). Desde sus épocas de esplendor en las décadas del 60´ y 70´ (donde la provincia llegó a tener casi 1800 hectáreas y moler 18.000.000 kg de uvas), hasta su período más aciago en los años 80´ (que vio desparecer a las grandes bodegas, y donde la actividad perduró -con muchas dificultades- sólo en explotaciones familiares).

La recuperación productiva insumió casi tres décadas; pero desde fines de la década del 90´ -y aún más en estos primeros años del nuevo siglo-, la provincia muestra orgullosa su reconversión. El notable desarrollo de la vitivinicultura cordobesa no ha sido un hecho cuantitativo; el verdadero cambio ha sido de carácter cualitativo, pasando de los históricos vinos “regionales” o “pateros” -de baja calidad, vendidos a la vera de la ruta- a productos de impecable factura que pueden competir sin inconvenientes en el mercado nacional.   

En la actualidad, la superficie plantada con vides en la provincia alcanza las 299 ha (aproximadamente el 0,1% del viñedo nacional). La mitad de estas hectáreas están ubicadas en la zona de Colonia Caroya y alrededores; aunque también hay pequeños paños de viñedos en Traslasierra, el Valle de Calamuchita y el Noroeste provincial. Existen hoy 12 bodegas registradas, además de 32 elaboradores caseros autorizados. La presencia de los pequeños productores artesanales es un además un gran diferencial turístico, pues es de las pocas regiones del país que los incluye en sus Caminos del Vino. 

                                            
Para que les sirva de guía a los enófilos curiosos, aquí van cinco recomendaciones de vinos para volver a mirar a Córdoba:

La Caroyense Frambua S/A ($100): De la mano de la emblemática Bodega La Caracense -el mayor productor de la provincia- llega este vino sencillo y extremadamente ligero, que interpreta cabalmente la particular tipicidad de esta uva regional. Está elaborado por la mano experimentada del enólogo Santiago Lauret, quien lleva ya más de 40 vendimias ligado a la producción vitivinícola de Colonia Carayá. En nariz ofrece aromas directos de frutitas rojas frescas -frutillas, frambuesas-, más algunos trazos herbales y terrosos. En la boca tiene silueta delgada, entrada agradablemente seca y paso veloz, redunda en sabores afrutados, con bajo tenor alcohólico, marcada acidez, taninos imperceptibles y breve persistencia. Recomiendo servir refrigerado, para potenciar su agradable frescura natural. Creo que puede ser un buen acompañante para aperitivos o picadas de fiambres y quesos.

Indama Chardonnay 2016 ($130): Una novedad absoluta, que llega desde la novel bodega Terra Camiare (Colonia Caroya), un proyecto productivo de capitales locales que comenzó hace apenas un año -recuperando una antigua bodega y varios viñedos abandonados- y ya está “dando que hablar” con los productos que pone en el mercado. De su primera cosecha destaco este blanco de Chardonnay fragante y delicado. Propone una aromática diáfana,  plena de recuerdos a flores, frutas blancas -peras, duraznos-, miel y suaves trazos herbales. Al llevarlo a la boca descubre su cuerpo liviano y paso vivaz, con reminiscencias melosas, jugosa acidez y moderada permanencia. Perfecto para maridar con pescados o mariscos.             

Noble de San Javier Merlot 2016 ($150): Un vino elaborado en el Valle de Traslasierra por el pequeño emprendimiento de la familia Jascalevich -pioneros en la reconversión vitivinícola de la zona, con viñedos plantados en el año 2002-. Un hermoso proyecto que incluye una bodega y una acogedora hostería serrana, involucrando en su explotación a todos los integrantes del clan familiar. De allí sale este tinto simple pero sumamente interesante, que muestra el potencial de ese terruño para la producción de vinos de calidad. Regala una nariz intensa y limpia, con evocaciones frutales maduras, terrosas y vegetales. Al probarlo tiene cuerpo medio, entrada bien seca y paso frutal generoso, con acertada acidez, taninos compactos y notable persistencia. Un Merlot honesto y de precio accesible, ideal para la mesa diaria.        

Ottimo Blend 2014 ($190): Lomas de Garay es otra bodega artesanal ubicada en la zona de Potrero de Garay, sobre las colinas serpenteantes que rodean el embalse del Dique Los Molinos. Con apenas cuatro hectáreas productivas, elabora unas 10.000 botellas al año y ya tiene disponible su tercera cosecha comercial. La vinificación está a cargo del joven enólogo local Gabriel Campana, quién conoce como nadie los viñedos cordobeses. De toda su línea sobresale este ensamblaje tinto de uvas Cabernet Sauvignon, Malbec y Merlot, con breve crianza en barricas. Posee aromas de frutas negras -moras-, especiados -pimienta, clavo- y algo terrosos. En la boca tiene estructura media, paso fluido y sabores levemente picantes, con acidez equilibrada, taninos suaves y grato post-gusto. Si estás preparando el asado con amigos, una botella de este tinto “te harán quedar muy bien”.

Juan Cruz Navarro Torre Malbec 2015 ($255): Desde un brumoso paisaje de sierras y pinares en el corazón del Valle de  Calamuchita llega este Malbec complejo y de perfumes seductores. Lo produce Bodega Estancia Las Cañitas, un imponente desarrollo vitivinícola de la familia Navarro que a pesar de los embates de la naturaleza -resistió dos tornados devastadores a finales del 2012-, sigue adelante con la producción de sus vinos. Entrega una nariz curiosa, donde los aromas frutales maduros -ciruelas, cerezas- se combinan con suaves notas resinosas (seguramente por influencia de las coníferas que rodena el viñedo). Al probarlo es sabroso y estructurado, con entrada amable y textura sedosa, refrenda las percepciones balsámicas, con apreciable acidez -aunque perfectamente balanceada-, taninos firmes y largo final de boca. Este gran tinto “pide a su lado” un cabrito cordobés asado.

¡Anímense a degustar los vinos cordobeses, les aseguro que no se van a arrepentir!

***** Esta nota fue publicada originalmente en el sitio web de Iprofesional *****

miércoles, 28 de junio de 2017

SEIS VINOS “PARA TIRAR LA CASA POR LA VENTANA”

www.edinbraw.com
Aunque la situación económica venga complicada, los enófilos apasionados solemos hacer un “esfuerzo extra” para darnos algún gusto de cuando en vez. Quienes disfrutamos del vino, muchas veces sacrificamos otros gastos en pos de probar una buena botella.  

Argentina ofrece vinos para todos los gustos y bolsillos. Desde los más económicos para la mesa diaria -a los que suelo dedicarle varias notas al año-, hasta algunos “de lujo” para descorchar en ocasiones especiales (aniversarios, cumpleaños, visita de amigos).  

Si andan buscando vinos para “tirar la casa por la ventana”, aquí van mis seis sugerencias:

Confiado Pinot Noir Blanco 2016 ($390): Con esta nueva propuesta, la bodega mendocina Séptima ofrece una “ruptura” con el clasicismo de sus vinos, “confiada” en que seducirá a un nuevo grupo de consumidores que buscan productos más modernos y diversos. De la línea me encantó este Pinot Noir vinificado como vino blanco, lleno de juventud y frescura. Ostenta un color cobrizo muy pálido, que sorprende al bebedor desprevenido. Propone una nariz prístina con evocaciones de frutas ácidas -frambuesas-, tropicales -ananá- y ciertos tonos herbales muy agradables. En boca tiene cuerpo medio y discurrir veloz, rebosante de sensaciones frutales, con jugosa acidez y moderada permanencia. Servir bien frio. Un blanco definitivamente “gastronómico”, para acompañar una paella o cazuela de mariscos.     

Susana Balbo Signature Rosé 2016 ($600): Un vino rosado verdaderamente exquisito, producido en su totalidad con uvas del Valle de Uco, en un ensamblaje que combina  60% de Malbec de Chacayes (Tunuyán) y 40% de Pinot Noir de Gualtallary (Tupungato). A la vista se muestra sensual y cautivante, con una sutil tonalidad rosa-anaranjado. Ofrece una nariz muy fragante y compleja, con recuerdos de flores silvestres, frutas ácidas -moras, frambuesas-, frutas de carozo -damasco-, confitura de limón y una nota vegetal muy suave.  Al llevarlo a la boca tiene entrada agradablemente seca, buen volumen y paso untuoso; refrenda su nítido sabor afrutado, con moderado grado alcohólico, vibrante acidez natural y grata persistencia. ¡Un rosado “de lujo”, perfecto para acompañar una bandeja de sushi!  

Severino Collovati Blend 2014 ($500): Una novedad absoluta en las góndolas locales, que llega de la mano del pequeño proyecto personal del enólogo Javier Collovati. Se trata de un corte tinto con 70% de Malbec y 30% Cabernet Sauvignon (ambos provenientes de la zona de Sañogasta -en lo alto del Valle de Famatina-, un lugar muy apropiados para el cultivo de la vid debido a su clima desértico y marcada amplitud térmica), con vinificación tradicional y doce meses de crianza parcial en barricas de roble. El resultado es un tinto de aromática sugerente, con perfumes balsámicos -anís, regaliz-, frutales maduros -higos, pasas- y leves trazos tostados/ahumados. Al probarlo se los percibe seco, de mediana estructura, con paso franco y sensación algo potente -alcohol-; redunda en sabores maduros, tiene balanceada acidez, taninos apenas rugosos y largo post-gusto. Un gran vino riojano, que fue elaborado en una partida realmente limitada -998 botellas- y recomiendo comprar antes que se agote. 

Viña Alicia Colección de Familia Nebbiolo 2008 ($1095): Viña Alicia es un minúsculo emprendimiento vitivinícola fundado en 1998, perteneciente a Alicia Mateu de Arizu y Rodrigo Arizu (esposa e hijo menor de Don Alberto Arizu, eminente winemaker argentino y director de la reconocida Bodega Luigi Bosca). Está ubicado en el distrito de Lunlunta (Lujan de Cuyo), donde posee un viñedo de apenas 10 hectáreas y una pequeña bodega con capacidad para 50.000 litros/año. Sus vinos suelen ser bastante difíciles de conseguir, pues se exportan casi en su totalidad. Si tienen la suerte de “cruzarse” con algunas botellas, no duden en comprarlas pues no se van a decepcionar. De todo el portfolio me cautivó este  Nebbiolo complejo y poderoso, de nariz profunda y algo críptica. Regala aromas frutales maduros -orejones de ciruelas-, florales -rosas secas-, empireumáticos -alquitrán-, terrosos y ahumados. Al llevarlo a la boca se lo siente voluminoso y estructurado, de entrada recia y paso lleno, con presencia bien madura, equilibrada acidez, taninos macizos -aunque pulidos por la estiba- y un larguísimo final. Ideal para maridar con comidas intensas, como carnes de caza o guisos picantes. ¡Un vino maravilloso, que vale cada peso pagado por él!

Saltimbanco Tempranillo 2014 ($1500): La línea Saltimbanco es una propuesta de vinos exclusivos -y de escasísima producción-, fruto de la inspiración del enólogo ítalo-argentino Giuseppe Franceschini. En este caso se trata de un vino 100% Tempranillo cosechado en un antiguo viñedo de El Cepillo (San Carlos-Valle de Uco), la zona de Mendoza donde están las plantas más añosas de esta variedad. Se vinificó con levaduras indígenas, intervención mínima, añejamiento de 16 meses en roble francés y embotellado sin filtrar. Un tinto de color violáceo muy profundo, casi sin signos de evolución. Entrega una nariz intensa con aromas limpios a frutas rojas en sazón -ciruelas, guindas-, frutas negras -zarzamora, cassis-, especias -pimienta de Jamaica, clavo de olor- y delicadas pinceladas avanilladas. En boca se lo descubre sabroso y compacto; de entrada seca y paso fluido, franco recuerdo frutal, acertada acidez, taninos firmes y prolongada persistencia. Un vino tinto soberbio, para agasajar a los amigos sirviéndolo junto a un buen asado.   

Alfa Crux Cuveé Sparkling Wine S/A ($920): Cerramos esta lujosa selección con un vino espumoso refinado y complejo de la Bodega O. Fournier (La Consulta-Valle de Uco). Fue obtenido combinando 80% de Chardonnay y 20% Pinot Noir, por el método “champenoise” -segunda fermentación en botellas- y con casi dos años de reposo posterior sobre sus lías. Exhibe una tonalidad asalmonada pálida y brillante. Enamora con una paleta aromática amplia y distinguida, plena de reminiscencias a frutas tropicales, frutas secas, miel, pan de brioche y levadura fresca. Al probarlo se revela sobrio y de paladar bien seco, con textura sedosa, reminiscencias melosas, burbujas delicadas, refrescante acidez y placentero final. ¡Un vino espumoso realmente imponente, para brindar “bien arriba” todo el invierno!

*** Esta nota fue publicada originalmente en la web amiga de Circuito Gastronómico ***

miércoles, 21 de junio de 2017

SPIRITU, AROMAS DEL VINO (Publicidad)

Quienes siguen con asiduidad mi blog saben que no suelo hacerle lugar a la publicidad. Sin embargo, me parece importante apoyar a estos pequeños emprendimientos nacionales que elaboran productos de alta calidad para el disfrute enológico.  


Nueva presentación del kit de aromas argentino 
SPIRITU Aromas de Vino


SPIRITU, Aromas de Vino es un kit de aromas diseñado para entrenar el olfato y aumentar en conocimiento sobre los vinos de Argentina. Pensado y creado por la sommelier argentina Marcela Rienzo es un aporte muy valioso a todos aquellos que quieren sumergirse en el infinito mundo de los aromas del vino.

La caja de aromas es un instrumento educativo y lúdico, que permite, de una manera divertida, agudizar la percepción, memorizar los diferentes aromas, identificarlos y recordarlos, para luego reconocerlos en el vino.

SPIRITU, Aromas de Vino, contiene los 20 aromas más característicos de los vinos blancos y tintos de Argentina: frutas rojas, ciruela, cereza, pera, ananá, pomelo, durazno, limón, banana, manzana, violeta, flor de naranjo, higo, coco, vainilla, miel, chocolate, café, humo y pimienta. De esta manera el sentido del olfato puede ampliarse, desarrollarse y entrenarse, acumulando referencias olfativas y adquiriendo un lenguaje para traducir sensaciones.

Cada unos de los aromas está acompañado de una carta con una descripción de las características del aroma y las uvas en los que puede estar presente dicho aroma. Además la caja contiene un brochure instructivo que explica algunas dudas básicas en la cata de un vino, como por ejemplo, ¿por qué hay aromas en el vino?, ¿cómo funciona al olfato?, ¿cómo utilizar el kit?, ¿cómo se cata un vino?, ¿por qué es importante la copa?

Precio público: $ 1.800.-
www.aromasdevino.com


martes, 6 de junio de 2017

RICOS VINOS, BUENAS COMPRAS (2° PARTE)


La expresión anglosajona “best buy” -o “buena compra”, en su traducción al castellano- se  utiliza bastante en el mundo de los vinos, para referirse a productos que no necesariamente son baratos, pero que en cambio ofrecen atributos de calidad que están en proporción directa o superior al precio pagado por ellos.

Ya habíamos hablado de esto en una nota de hace algunos meses, pero hoy les volvemos a  proponer ocho vinos realmente muy ricos (y que además son buenas compras):

La Puerta Alta Torrontés 2016 ($108): Un torrontés joven, sencillo y “cumplidor”, que supera ampliamente las expectativas generadas por su costo. Proviene de la enorme bodega Valle de La Puerta (Vichigasta, La Rioja). Ofrece aromas diáfanos que recuerdan a flores de jazmín, peras y cítricos. En la boca propone sabor frutado, cuerpo ligero y paso vivaz, con jugosa acidez y breve permanencia. Servir bien frío. ¡Para maridar con sushi o comida peruana (ceviches, tiraditos, etc.)!    

Cicchitti Blanc de Blancs 2015 ($305): Un producto mendocino delicado, elegante y sumamente original; elaborado en la pequeña bodega familiar de José “Pepe” Cicchitti. Un meditado corte de uvas Sauvignon Blanc, Chardonnay y Semillón añejado brevemente en barricas de roble francés. Exhibe una nariz austera y bastante sutil, con reminiscencias de frutas blancas -damascos, duraznos secos-, hierbas silvestres, te negro y miel. Al probarlo tiene silueta delgada, entrada seca y paso untuoso con ciertos recuerdos melosos; acompaña una discreta acidez y tiene un placentero final de boca. Un blanco bien “gastronómico”, perfecto para acompañar paellas, risosttos o pastas rellenas de salmón.   

Stocco de Viani Petit Verdot 2015 ($135): No es fácil encontrar varietales de Petit Verdot en segmentos tan bajos del mercado, así que este producto es un verdadero hallazgo. Un tinto maipucino simple y directo, muy recomendable como primer acercamiento al cepaje. Presenta una nariz especiada, herbal y algo terrosa; unida a una boca liviana y veloz, con correcta acidez, taninos apenas rugosos y persistencia breve. Servir levemente refrescado. ¡Para “regar” asados multitudinarios!        

Pontilli Malbec Roble 2014 ($190): Una primicia absoluta en las góndolas locales, que me sorprendió gratamente. Un interesante Malbec elaborado con un ensamblaje de 75% de uvas de Valle de Uco y 25% de uvas de Junín; criado parcialmente en roble francés durante diez meses, sumados a otros doce meses en botella antes de salir al mercado. De aromática limpia, muestra notas de fruta roja en sazón -ciruelas- y suaves toques ahumados/tostados aportados por la madera. En la boca tiene entrada amable, cuerpo medio y paso franco, redunda en sabores maduros, con balanceada acidez, taninos mansos y persistencia media. ¡Un tinto para la mesa diaria, sin gastar demasiado!

Luna Syrah 2011 ($215): Si hay un vino emblemático de la prestigiosa bodega Finca La Anita ese es su Syrah, proveniente de una parcela plantada en Agrelo (Lujan de Cuyo) hace más de 20 años. Un tinto de impecable tipicidad varietal, para enamorarse perdidamente de este noble cepaje. Ostenta una nariz profunda e intensa, donde predominan los recuerdos  especiados -clavo, canela-, balsámicos -anís, regaliz- y terrosos. Al probarlo tiene entrada seca, cuerpo medio y paso sabroso, con acidez equilibrada, taninos pulidos -por la estiba en botella- y grato post gusto. Sin dudas, un producto para “lucirse” en el asado con amigos.       

Caelum Reserva Cabernet Sauvignon 2013 ($250): Un Cabernet Sauvignon de perfil moderno y de óptima coherencia precio-producto, de esos que te querrías comprar varias cajas. Pertenece a una nueva línea de la bodega Caelum, vinificada con uvas de Agrelo (Lujan de Cuyo) y un moderado añejamiento en barricas. Regala una nariz seductora, con perfumes de frutas negras -cassis-, especias -pimienta negra- y leves pinceladas balsámicas -eucaliptus-. Al llevarlo a la boca se lo descubre gustoso y pleno, de paso fluido, con sensaciones maduras y apenas picantes, acertada acidez, taninos firmes y placentero final. Un vino muy rico, que podría escoltar de maravillas un costillar entero o un chivito a la llama.
       
Obra Prima Series Cabernet Sauvignon-Merlot 2014 ($385): Bodega Familia Cassone es un proyecto vitivinícola ubicado en el distrito de Mayor Drummond (Luján de Cuyo), dedicado a elaborar partidas reducidas de vinos de alta calidad. Este soberbio ensamblaje tinto es la última novedad de la bodega, que está haciendo su desembarco en las vinotecas cordobesas. Ofrece una aromática elegante y compleja, donde predominan los recuerdos de especias -nuez moscada, clavo-, frutas rojas maduras y finos tonos avainillados/tostados.  Al probarlo tiene potencia y buena estructura, aunque con paso sedoso; redunda en sabores frutales, con acidez perfectamente calibrada, taninos aún compactos y larga persistencia.       Ya está listo para beber ahora, pero puede guardarse sin inconvenientes un par de años más. ¡Un tinto realmente exquisito, que sin dudas vale cada peso que cuesta!

Fond de Cave Brut Nature ($313): Si andan en busca de un vino burbujeante para quedar siempre muy bien, no duden en probar este destacado producto de la Bodega Trapiche. Un espumoso realmente “de manual de enología”, cuya impecable factura supera con creces el valor pagado por él. Fue obtenido por el método Champenoise -segunda fermentación en botellas- con un clásico “coupage” de uvas Chardonnay y Pinot Noir. Hace gala de una nariz delicada, donde se entremezclan recuerdos de frutas blancas -peras, manzanas-, hierbas silvestres y marcada presencia de levadura fresca. En la boca tiene entrada seca y paso untuoso, nítido sabor frutado, refrescante acidez, burbujas cosquilleantes y armónico final. ¡Recomiendo tener siempre algunas botellas en la heladera, por si nos surge un buen motivo para brindar!          

¿Tienen ustedes algunos otros vinos de buena relación precio-calidad para sugerirnos?  

*** Esta nota fue publicada originalmente en la web amiga de Circuito Gastronómico ***

lunes, 29 de mayo de 2017

LA FRASE QUE HOY VINO (LXX)

Un poema italiano de mediados del siglo XIX, quizás poco conocido pero de sencilla belleza:

"Blanco, es la luz que canta el pensamiento creador. Rojo, es la sangre que estremece, altiva, el fondo del corazón en los grandes sucesos. Al dorado dale tus rayos y en el rojo besa ¡oh sol inmortal!, besa a tu hijo."

Giosué Carducci: Poeta y escritor italiano (1835-1907).