domingo, 13 de octubre de 2019

ALTOS LAS HORMIGAS: PUREZA FRUTAL

"Que es difícil, te lo juro
ser, como el arroyo, puro
y ser grande, como el río.”
(Concepción Arenal, 1820-1893)

En mi último viaje a Mendoza, tuve la suerte de conocer el nuevo proyecto "Jardín Altamira" de Bodega Altos Las Hormigas. Un viñedo increíble, bastante alejado del resto de las fincas de la zona y cultivado en pequeños lotes siguiendo los diferentes perfiles de suelo, casi como si fuera un jardín doméstico. 
Luego de la recorrida, nos agasajaron con un gran asado donde pudimos probar todas las nuevas cosechas -y un par de novedades próximas a salir- del portfolio de la marca. Si bien todos sus productos son de notable calidad, confieso que me encantaron estos dos vinos. 
Se percibe en ellos una maravillosa pureza frutal; nítida, diáfana y seductora. Son botellas que les recomiendo, pues se beben con mucha facilidad y gran deleite !!

Vista previa de imagen

Vista previa de imagen

jueves, 3 de octubre de 2019

CASSONE MALBEC FORTIFICADO 2009

Image
¡Hacía realmente mucho tiempo que un vino generoso no me emocionaba tanto!
Hay que mencionar que en Argentina esta categoría representa un porcentaje ínfimo de la producción, así que no hay muchos ejemplares para disfrutar -y muy rara vez aparecen novedades-. Por eso, este gran Malbec fortificado creado por Federico Cassone es uno de los "vinos del año" !!
Un vino del que supe su nacimiento allá por 2010, en una de mis primeras visitas a la finca familiar; que luego probé fugazmente hace un par de años; y que hoy -luego de diez pacientes años de crianza en barricas- ve la luz en forma de un puñado de botellas que solamente se venderán personalmente.
Es un tinto dulce pero nada empalagoso. Regala una nariz de ciruelas pasas, flores secas y delicadas pinceladas de vainilla y caramelo. En boca es armónico y sedoso, con dulzor moderado y un final eterno.
No sé cómo, pero consíganse urgente alguna botellita para probar ($800) !!

jueves, 12 de septiembre de 2019

EL MALBEC ARGENTINO SIGUE TRASPASANDO FRONTERAS


La semana pasada degusté este vino de la I.G. Potrerillos, una región vitivinicola "nueva" en el mapa mendocino (si bien el distrito de Potrerillos está ubicado en el depto. Luján de Cuyo, está bastante alejado de las zonas de cultivo tradicionales).
También es interesante mencionar que los viñedos están implantados a 1700 m.s.n.m. (junto al imponente Gran Hotel Potrerillos), siendo así uno de los más altos de la provincia -junto a algunas nuevas plantaciones en el distrito tupungatino de La Carrera- y, hasta donde conozco, sólo superado por el proyecto de Estancia Uspallata (2000 m.s.n.m.).
Yendo al vino en cuestión, es un clásico Malbec del Oasis Central. Mucha fruta roja en nariz, combinada con las notas avainilladas y tostadas de la barrica. En boca exhibe cuerpo medio y paso franco; sabores frutales nítidos, acidez bien balanceada, taninos suaves y agradable persistencia. Se puede tomar ya, o quizás guardar unos meses más en botella, para desarrollar complejidad e integrar mejor el roble.
Bienvenidas las novedades ($760) !!